La cultura, sociedad, actividad corporal y la construcción social del sujeto

Microsoft propone sistema de minería de criptomonedas que usaría actividad  corporal de personas - DiarioBitcoin

El proceso de construcción no es un mecanismo desencadenado a partir del código genético, sino que es un proceso en gran medida dependiente de las interacciones del individuo con su entorno. El pasaje del individuo biológico al sujeto práctico-social, donde el sujeto internaliza discursos, saberes prácticos, formas de percibir, sentir y juzgar, típicas del grupo social, formas a las que Bourdieu , ha llamado habitus. Lo social se vuelve individual, subjetivo.

Mediante las interacciones, mediadas por sistemas simbólicos (la palabra, los gestos, las posturas) cada sujeto se apropia, reproduciendo y produciéndolos, de los significados que caracterizan al grupo social donde crece, sujetándose a las prácticas sociales características de su época. Así, el Yo individual, se convierte en sujeto social e histórico.

Los hombres investimos nuestro cuerpo de significados, que expresan al mismo en dos planos que se superponen e integran: por un lado se refieren al cuerpo en tanto portador de dialécticas de relaciones biológicas e instintivas inherentes a su naturaleza física y vital y por otro, se refieren al mismo, en tanto portador de dialécticas de relaciones humanas y sociales con el medio. Podría decirse que en el primer caso estamos en el nivel de la experiencia física. En el segundo estamos en el nivel de la experiencia corporal. En tanto “lo físico” es una construcción inherente a la naturaleza, “lo corporal” es una construcción inherente al sujeto como autoproducción histórica y social.

Vigotzky sostiene que el empleo simbólico de los objetos instrumentos o herramientas (para esta teoría éste es el concepto clave) y el establecimiento de relaciones entre niños, se dan a partir de la necesidad de los niños de representar los roles y las acciones del endogrupo social que están encarnadas en los juegos. Tales acciones evidencian el tipo de actividad productiva de los adultos que rodean al niño y el tipo de relaciones humanas que los caracterizan. Se hace evidente que el desempeño de los roles, tiende a la reconstrucción de la realidad del endogrupo social donde el niño está inmerso. Así, el juego no es evasión, delirio.  Si no que son colores desencadenados a partir del mecanismo profundo por el cual el niño va en busca de su identidad como sujeto social. No es un despliegue del individuo sobre sí mismo. Es parte del intento de internalización, objetivación y externalización de significados característicos de los procesos de socialización.

 Desde la de Educación Física, los juegos llamados tradicionales o mejor expresado los juegos Folklóricos, se destacan las manifestaciones motrices culturales, que permiten que el niño incorpore su contexto, dando lugar de esta manera a una mejor adquisición de su identidad cultural, desplegándose las manifestaciones de la misma a través del juego.

Representante de la Sociología contemporánea.
Expresión que proviene del materialismo dialéctico que implica que va y que viene. 

Autora:

Prof. Laura Osinaga